CAT ESP

El derecho de tanteo y retracto

28/10/2016

Si eres propietario de una vivienda que tienes arrendada y la quieres vender tienes que saber que, además de comunicar al arrendatario tu intención de hacerlo, le has de indicar todas las condiciones económicas de la venta. En el momento que el arrendatario reciba esta comunicación, tendrá un plazo de treinta días para pedirte que se la vendas a él en las mismas condiciones y precio. Es lo que se llama el derecho de tanteo.

Si no cumples este trámite y vendes sin que el arrendatario sepa nada, podrá anular la compraventa realizada y forzarte a venderle la vivienda en las mismas condiciones y precio.
Esto se llama derecho de retracto.

Una solución sencilla para evitarte dolores de cabeza que te proponemos desde el Bufet Molina Bosch es incluir en el contrato de arrendamiento una cláusula de prevención en la que el arrendatario renuncie expresamente a ejercer ese derecho de tanteo o retracto.

De esta manera sólo será necesario que le notifiques que tienes la intención de vender y las condiciones de la venta, pero sin que el arrendatario tenga la opción a ejercer el tanteo ni el retracto.
Eso sí, debes comunicárselo treinta días antes de formalizar la compra-venta.

El derecho de tanteo y retracto
Facebook Twitter Linkedin Google +

Tambien puedes leer

Los Blogs

CONTACTA AMB NOSALTRES SENSE COMPROMÍS 93 674 17 54 o info @ molinabosch.cat
Av. Rius i Taulet 5-9, 2n 2a - 08172 Sant Cugat del Vallès

Bufet Molina Bosch
Marcas de aceptación